Fernando & Noemí

En esta ocasión, como fotógrafo de bodas, tuve la oportunidad de compartir un momento especial en un lugar idílico como es Sierra Nevada. Pensamos en un lugar diferente y eligieron este maravilloso paisaje. Querían un reportaje de boda diferente y auténtico. A pesar de las bajas temperaturas disfrutamos muchísimo con esta sesión. El sol nos acompañó hasta que llegó un espléndido atardecer. Una luz anaranjada y violeta nos rodeó dando lugar a imágenes maravillosas. Fui testigo del amor que sienten el uno por el otro y como cada beso y abrazo estaba repleto de admiración, respeto y cariño. Fue un placer para mí compartir esos momentos con esta pareja increíble. Gracias chicos por dejarme narrar vuestra historia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.